viernes, 2 de octubre de 2015

El loco, el mago y la sacerdotisa (Arcanos)

El Loco

Este Arcano tiene como número clave el 11 y como regente al aire. El Loco representa a una persona sin prejuicios a la que no lo acompaña el sentido común. Tiene una gran capacidad para confiar en su intuición y en su voz interior, es capaz de dar comienzo a nuevos emprendimientos y caminar por nuevos caminos.
Es un personaje que muestra la extravagancia, se conduce de modo poco reflexivo por lo que es audaz. En cada acto es capaz de mostrar muy buena destreza y fuerza de voluntad.
Muestra momentos en los que habrá que tomar decisiones muy importantes, ya que se presentan circunstancias repentinas e inesperadas. Hay mucha vitalidad y alegría en cada emprendimiento.
Este Arcano muestra a lo largo de su existencia un espíritu puro. Es pura energía más allá y por sobre cualquier pensamiento. Representa la Superconsciencia. Es capaz de entregarse a cualquier experiencia, de conocer, sin que las barreras ni los límites influyan.
Podría decirse que el Loco es como un niño, al que no lo afectan las influencias provenientes del exterior.
Cuando se presenta al revés muestra excesiva impulsividad que determina decisiones equivocadas. La dispersión es capaz de anular la creatividad. También se hace presente la inestabilidad, con cambios frecuentes de trabajo. La falta de discreción ha de traer numerosos conflictos.

El Mago

El número clave de este Arcano es el 12 y su regente es Mercurio. Esta carta representa el poder transformador. El dominio y la voluntad, tiene una gran capacidad de organización. Es capaz de eliminar cualquier tipo de dependencia, cada uno de sus actos está regido por la originalidad.
Es el comienzo de todas las cosas. Muestra como las iniciativas propias permiten la creatividad. Está listo para sorprender con su gran habilidad, mostrándose estudioso y exhibicionista. Está ofreciendo toda su fuerza para sacar adelante cualquier tipo de idea, además brinda siempre un correcto asesoramiento y tiene la virtud de guardar todos los secretos.
Representa el liderazgo totalmente independiente de cualquier influencia, es independiente en criterio y en voluntad. Es un personaje netamente mental, muy dinámico y con la habilidad suficiente para manejar los elementos, y proclamar que se haga su voluntad. Es considerado el creador. Le está mostrando al consultante la capacidad que tiene de administrar todo tipo de situación a lo largo de su vida diaria.
Cuando está invertido, muestra una falta de escrúpulos, tiene problemas para la expresión y para el entendimiento. Se muestra poco capaz y su imagen se presenta como desmejorada. La falta de decisiones lo transforma en una persona con pocas aptitudes. Determina una falta de madurez y un orgullo falso.

La Sacerdotisa

 El número clave es el 13 y su regente es La Luna. Representa a una mujer sentada gestando una idea, o un proyecto. Representa el equilibrio de los opuestos, la energía y el poder.
Muestra influencias ocultas en el hogar y en el trabajo. Representa la paciencia y la reserva. Tiene la capacidad de dar soluciones a través de la intuición. Muestra la emotividad, la sensibilidad, la timidez y el control de las emociones.
La Sacerdotisa es una gran conocedora de la esencia humana, capaz de entenderla y equilibrarla. Tiene una muy buena aptitud para esperar que las cosas ocurran, con un gran control emocional.
Muestra plena confianza en la voz interior, considerándola capaz de mostrar el camino que ha de seguir. Tiene la capacidad de determinar tanto las vibraciones positivas como las negativas que se manifiestan en la vida y esperar el momento adecuado antes de actuar.
Si está al revés muestra la falsedad, la sabiduría antes que su sensibilidad, mostrando de esta manera la superioridad. La persona simbolizada por esta carta pone en total evidencia su nivel social y su cultura. La pereza y el desgano se harán presentes en cada acto cotidiano, al igual que las indecisiones. En los hombres muestra exceso de machismo y de orgullo.