martes, 29 de septiembre de 2015

Los arcanos mayores

Una manera muy conveniente de conocer los 22 Arcanos que componen el tarot es agrupándolos.
Un primer grupo dividido en tres subgrupos.
Un primer subgrupo que incluye desde el Arcano 1 hasta el 7. Éstos representan todo lo relacionado con la Conciencia, refiriéndose a todo lo externo de la vida. Este primer grupo constituye los arquetipos y símbolos con más fuerza.
El segundo subgrupo está compuesto por los Arcanos desde el 8 al 14, estos Arcanos representan el Subconsciente, refiriéndose a todo lo interno y su permanente búsqueda en pos de saber quiénes somos.
El tercer subgrupo lo integran los últimos Arcanos, desde el número 15 al 22, y en ellos está representada la Superconsciencia, refiriéndose a nuestra conciencia espiritual.
El segundo grupo está formado por la ruta de los arquetipos más grandes, encontramos aquí a:
- El Mago, es quien marca los comienzos, es el transformador de todas las cosas, el que dice soy yo.
- La Sacerdotisa, muestra el reposo necesario antes de comenzar el camino. Es la información procesada. Ella dice yo soy capaz de encarnarme.
- La Emperatriz, representa el alimento y la protección, es la madre y el abrigo. Es la que proclama el nacimiento.
- El Emperador, representa el padre, es el que pone límites, es la orden y la acción, es la autoridad. Dice: yo soy capaz de incorporarme y de actuar en el mundo.
- El Sumo Sacerdote, es el que ofrece el aprendizaje formal, el que comunica, el que establece las normas de la sociedad. Es el que dice yo aprendo y me integro.
- Los Enamorados, se relaciona directamente con la adolescencia, son los comienzos donde está la elección y el amor.
Marca las primeras elecciones que ofrecen la posibilidad de equivocarse. Es capaz de elegir, decidir.
- El Carro, es el que muestra el fin del camino, la madurez, donde está la conciencia personal y las limitaciones. Muestra la conducción de la propia vida.
El tercer grupo está formado por las tareas que conducen al desarrollo personal. Son siete:
- La primera tarea está representada por La Fuerza, es el arquetipo capaz de reconocer todas las fuerzas contradictorias, es el proceso de aprendizaje que permite asumir todas las tensiones de la vida.
- La segunda tarea está representada por El Ermitaño, es el que permite la aceptación de que es posible relacionarse con la sabiduría para lograr entregar la luz desde el interior.
- La tercera tarea la simboliza La Rueda de la Fortuna, muestra como el mundo puede girar independientemente de nuestra propia voluntad, es necesario descubrir su sentido y su ritmo.
- La cuarta tarea, es La Justicia, nos muestra cómo se pueden resolver los problemas a través del equilibrio interno y externo. La formalidad presente en la estructura, los valores y las determinaciones
- La quinta tarea estaría realizada por El Colgado, muestra la posibilidad de observación desde otros puntos de vista de la realidad, son los sacrificios de la vida.
- La sexta tarea está representada por La Muerte, es la capacidad de gestar, de conducir y de hacerse cargo de su cambio personal.
- La séptima tarea, es La Templanza, es la habilidad para asumir el equilibrio interno, es el producto del cambio. Ofrece la posibilidad de sostener lo que para otros perece imposible.
El cuarto grupo es el camino de los desafíos:
- El Diablo, es el conocimiento de los miedos ocultos, las culpas y las obsesiones, es lo más bajo de la personalidad.
- La Torre, es la construcción hecha sobre bases firmes, la libertad y la aceptación.
- La Estrella, la confianza en todas las posibilidades, es la búsqueda de la verdad, es el vínculo con el inconsciente.
- La Luna, es la realidad mostrando su cara oculta, es el desafío de la intuición.
- El Sol, es asumir todos los retos, buenos o malos, es la exposición y la capacidad de dar.
- El Juicio, es la realización, la renovación y el perdón, la resurrección o la muerte.

- El Mundo
, es el fin del camino, la sabiduría, es la integración de lo masculino y de lo femenino.