domingo, 29 de abril de 2012

Los nueve circulos del infierno

El infierno se compone de nueve círculos concéntricos superpuestos en forma de embudo, que van disminuyendo de tamaño a medida que se va profundizando, así mismo varios círculos se dividen en fosas.
El infierno está dividido en el alto infierno compuesto por cinco círculos, y el bajo infierno. Compuesto de cuatro círculos, diez fosas y cuatro subdivisiones.
Una vez se llega a la puerta del infierno, en el vestíbulo de ingreso se encuentran los inútiles e indolentes.
Se cruza el río aqueronte, un río guardado por Caronte, el barquero pasador de fronteras, que separa el vestíbulo del primer circulo.
Llegado al primer círculo, se llega a los limbos, allí se encuentran los no bautizados. Este lugar se compone de un castillo rodeado de siete muros, llamado la mansión de los justos. En el se encuentran las personas sin esperanza, las almas virtuosas e inocentes que no recibieron el bautismo, conocen suspiros y penas sin tormento, es el lugar donde van los niños muertos antes de ser bautizados y los hombres que habían vivido antes que Cristo.
El círculo segundo, el tribunal. Acoge a los culpables de lujuria y los pecadores que usan el amor en beneficio propio, son azotados y maltratados por un torbellino incesante de aire negro que agobia en la soledad mas absoluta por toda la eternidad.
Minos es el juez de los muertos pecadores y distribuidor de las almas, dicta sentencia y ordena a que círculo debe ir cada condenado.
En el tercer círculo se encuentran los glotones, soberbios y envidiosos azotados por una gran tormenta de lluvia helada, esta lluvia es eterna, maldita y fría, y son desollados por cancerbero, el perro de tres cabezas guardián del infierno.
El cuarto círculo, en él se encuentran los avaros, derrochadores y los pródigos, circulan chocando y mofándose unos de otros, arrastran enormes pesos. Además de clérigos, Papas y cardenales que con el dinero de la iglesia se hicieron avaros, están cubiertos por un manantial de aguas oscuras. Este círculo lo preside el gran enemigo de la humanidad, el rey de la riqueza, Pluto.
El quinto círculo, tras atravesar el río estigia se llega al pantano. Lugar donde los orgullosos, herejes, libres pensadores, materialistas, iracundos, coléricos, rencorosos, melancólicos, culpables de ira, envidia y soberbia, se hunden en el fango y se destrozan entre ellos arrancándose la piel con los dientes. Otros se ahogan en el fondo del pantano oscuro.
En el círuclo sexto los herejes, ateos y epicúreos son quemados en tumbas, hacinados unos con otros sobre grandes llamaradas.
El séptimo círculo está custodiado por el minotauro. En este círculo son castigados los violentos y los suicidas, también los violentos contra Dios. Este círculo esta distribuido en tres subdivisiones, tres círculos de piedra y rodeados por un río inmenso de sangre. Aquí, cada círculo tiene una división propia en la que se recibe una pena particular:
Primer seno, las ruinas infernales y el minotauro, el río se sangre flagetonte. Los violentos contra su prójimo que asesinaron hierven en el río de sangre y reciben las flechas de los centauros.
Segundo seno, los suicidas, los pródigos y los disipadores son convertidos en árboles y matorrales frágiles que se rompen con cualquier cosa, rodeados por las arpías.
Tercer seno, los violentos contra Dios que blasfemaron, la naturaleza y la sociedad se los castiga con arena caliente y lluvia de fuego.
El octavo círculo, es para los estafadores y los fraudulentos. Se compone de diez fosas o malebolgias.
Malebolgia uno, los rufianes y los seductores son castigados a latigazos por los demonios.
Malebolgia dos, los aduladores y los cortesanos son enterrados en inmundicia.
Malebolgia tres, los simoníacos que pecaron ejerciendo empleos sagrados son enterrados cabeza abajo.
Malebolgia cuatro, los falsos adivinos caminan con la cabeza girada hacia atrás.
Malebolgia cinco, los corruptos que trafican con la justicia, son lanzados pro los demonios a un lago de alquitrán hirviendo.
Malebolgia seis, los hipócritas caminan continuamente llevando pesadas mantas de plomo.
Malebolgia siete, los ladrones son mordidos por serpientes.
Malebolgia ocho, los consejeros y conspiradores son condenados a arder eternamente.
Malebolgia nueve, los escandalosos, cismáticos y herejes. Los que sembraron discordia son mutilados.
Malebolgia diez, los charlatanes y falsarios se pudren y les salen llagas.
El noveno círculo, el infierno de hielo, donde son lanzados los traidores. Se compone de cuatro recintos o esferas, rodeado de gigantes. El pantano congelado del cocyto.
En la entrada a este círculo, hay un pozo donde están los gigantes Ticio y Tifeo, que fueron vencidos por Júpiter
Las cuatro esferas que contiene este círculo son:
Esfera uno, la caina: los traidores a sus parientes y familiares.
Esfera dos, la antenora, los traidores a su patria.
Esfera tres, la plotomea, los traidores a sus amigos y huéspedes.
Esfera cuatro, la judesca, los traidores a los Dioses y sus bienhechores.