jueves, 22 de octubre de 2015

La luna, el sol, el juicio final, el mundo (Arcanos)

La Luna

El número clave es el 29 y su regente es Piscis. Este Arcano desarrolla la intuición, la imaginación y se experimentarán sueños promisorios. Ofrece la conexión con la cara de la realidad que se encuentra oculta, es la carta de la intuición.
Abarca las energías femeninas, que invita a descubrir lo más profundo, ofrece la oportunidad de conocer la cara oculta de la luna, es decir de la realidad, la que no se puede ver. Es capaz de correr los velos que impiden ver más allá, haciendo referencia también a la necesidad de aprender a caminar ente luces y sombras.
La luna es capaz de conectarse con las emociones y con los recuerdos. Es una carta ambivalente, pues muestra las dos caras de la moneda.
En el transcurso de esta etapa se vive la sensación que se está por atravesar una prueba muy difícil de superar, es necesariq la exploración de la naturaleza interior, recuperando el verdadero nombre, la verdadera esencia. Comienza la percepción de que estamos en presencia de un inminente riesgo de perder todo lo que se ha conseguido.
Cuando cae al revés muestra la incapacidad de distinguir la realidad de la fantasía. Aparecen celos, difamación y distorsiones. Enemigos ocultos que comienzan a revelarse. Malas influencias, estafas y trampas en el camino.

El Sol

El número clave de este Arcano es el 30 y su regente es el Sol. Ofrece muy buenos augurios, y con estos habrá reconocimientos profesionales y económicos. La prosperidad y el éxito serán parte de la vida, el camino estará signado por alegría y felicidad. Ofrece la sabiduría necesaria para aumentar las miras.
El Sol permite brillar, ayuda a asumir todos los desafíos abarcando todo, lo bueno y lo malo. Es tomar conciencia de la capacidad de poder dar pero también de poder exponerse.
Muestra la etapa de reconocimientos tanto profesionales como económicos, es el rejuvenecimiento y la superación de las pruebas. Permite la reconciliación con nosotros mismos. La comprensión de la propia conciencia permite alcanzar la madurez.
Es una carta altamente positiva, donde las energías fluyen libremente, donde se vivirán momentos de mucha plenitud, alegría y placer. Todos los niveles de la vida estarán signados por el éxito. El consultante se encuentra en un momento muy positivo, iluminado por la creatividad y la posibilidad de crecimiento.
Si este Arcano sale al revés es altamente negativo, los momentos de infelicidad se darán constantemente, habrá soledad y ruptura de relaciones amorosas y comerciales. Habrá una excesiva euforia e hiperactividad. Las compañías serán perturbadoras.

El Juicio Final

Su número clave es el 31 y su regente es el Fuego. Este Arcano ofrece un buen juicio y discernimiento, es el vuelco positivo, el perdón. Alguna parte del pasado se actualiza.
El juicio es la antesala de la realización personal, es la capacidad de despertar, el poder de la renovación y el perdón. Es el asumir que algunos tendrán la oportunidad de resucitar y otros no. Permite determinar la apariencia de la realidad y permite discernir.
Este arcano se puede relacionar con la sanción del alma. Es la transformación tomada como un milagro. Muestra como han quedado atrás las etapas de sufrimiento, se logra además dar libertad al espíritu y cura el alma. Determina que las condiciones requeridas se han cumplido previamente y de un modo muy adecuado.
Es la posibilidad de volver a la vida. Es la reencarnación de alma en un cuerpo físico, el paso se actualiza. Es la espiritualidad que despierta, las fuerzas que están latentes comienzan a despertar. Las cosas que se encuentran en estados inferiores comienzan a ascender a planos superiores.
Las cosas buenas y malas tendrán compensaciones, y se podrán organizar las situaciones poniéndolas en el lugar justo, adquiriendo la madurez necesaria para hacerlo.
Si está invertida muestra decisiones equivocadas, la vacilación y la debilidad conlleva a cometer numerosos errores. Juicios adversos y separaciones.

El Mundo

Su número clave es el 32 y su regente es Saturno. Este arcano simboliza la perfección, la seguridad, el optimismo, las recompensas por el esfuerzo.
Es la posibilidad de integrarse y de auto realizarse, es la etapa final coronada por el éxito. Representa la última vuelta, la integración de lo masculino y de lo femenino, es la palabra y la verdad.
El Mundo es sinónimo del paraíso que se ha recuperado o del final feliz. Es estar frente al mundo, frente a la reunión del consciente y del inconsciente, el lugar donde se han superado las pruebas. Es el pensamiento, la intuición, las sensaciones y los sentimientos unidos en plenitud. Es la superación de todas las pruebas lo que significa que todas las lecciones han sido aprendidas. Permite determinar la ocupación en el mundo. Es la suma de todo lo que constituye y forma parte del cosmos. Es el dominio de las fuerzas elementales que expresan alegría, energía, vida y tiempo.
Este Arcano determina el dominio psíquico y mental, es la elevación del espíritu y es el altruismo. Anuncia al consultante recompensas, la trayectoria profesional será distinguida y homenajeada.
Cuando está invertida lleva al fracaso, es el miedo del cambio, la mala salud y los sacrificios, el fracaso en la etapa final. Muestra en el consultante un gran grado de pesimismo, de imperfección y de inseguridad. Determina un mundo donde no existen los valores espirituales, ni principios humanísticos.