martes, 13 de octubre de 2015

Los enamorados, el carrro, la justicia (Arcanos)

Los Enamorados

El número clave es el 17 y su Regente es Géminis. Este Arcano está vinculado con la adolescencia, es el poder de elección, son las primeras decisiones en el amor, es la posibilidad de equivocarse.
Es la intuición y la armonía, muestra los comienzos, donde el libre albedrío es la base de cada acto durante la vida.
Muestra que las decisiones más acertadas son las que se toman desde el corazón. Dice yo soy capaz de elegir, soy capaz de decidir y tengo también la capacidad de integrarme. Ofrece el deseo de seguir el camino a partir del presente, elegir el más conveniente cuando se enfrenta un conflicto.
Los enamorados están representados en el acto de reciprocidad, donde se dan las actividades complementarias basadas en el amor. Es el balance que permite la apertura de la intuición. Muestra el equilibrio en los opuestos, estos se complementan no solo en cuerpo sino también en alma.
Si este Arcano se presenta invertido mostrará la infelicidad, las contrariedades en los enamorados darán como resultado el divorcio. El fracaso es inminente. Habrá una gran disconformidad con el yo mismo, se mostrará una dualidad. Los terceros como compañía serán perturbadores. Augura la necesidad de controlar las emociones, y de tomarse el tiempo necesario para no errarle en la decisión. 

El Carro

El número clave es el 18 y su regente es Cáncer. Muestra un gran dominio de las situaciones basado en el autocontrol. Promete éxito cuando se llevan adelante los esfuerzos necesarios. Los obstáculos serán resueltos. Una fuerte voluntad marcando el camino.
Es el avance hacia la conquista segura. El esfuerzo tanto físico como mental será reconocido, es la noticia esperanzadora. Está determinando que el consultante podrá materializar todos sus objetivos y podrá imponer su voluntad frente a los demás.
Es el partir de casa para obtener el crecimiento personal y el desarrollo de la personalidad. Ofrece la sabiduría necesaria para recorrer el camino de la vida, donde las experiencias y las vivencias propias serán fundamentales. Es el control de nuestro propio destino.
El Carro está representando a un guerrero que sigue adelante enfrentando todos los obstáculos en busca de la victoria. Es el protector del mundo de las ideas y sus únicas armas son la conciencia y la sabiduría. Es el artífice de su propio ascenso espiritual. Ofrece resguardo y protección.
Si este Arcano está invertido, muestra el fracaso; el descontrol y la desorganización serán generalizados. Surgirán las malas noticias y se presentarán enfermedades que impiden la continuación del camino. Muestra destrucción y mal carácter. El carro se frena produciendo demoras perjudiciales. 

La Justicia

Su número clave es el 19 y su Regente es Libra. Muestra la imparcialidad y la moderación presente en todos los actos, habrá propósitos firmes con juicios certeros, la coherencia regirá todas las acciones llevadas a cabo.
Este Arcano representa la madurez, es la capacidad de tomar las decisiones de manera inteligente y con un gran sentido crítico. Muestra responsabilidad, con la clara convicción que siempre se podrá cosechar lo que se siembra.
Muestra la balanza como elemento fundamental de justicia, induce a que habrá castigo para todo aquel que infrinja la ley. Ofrece la posibilidad de conseguir todo lo que es merecido y no todo lo que es deseado. Habrá contratos o acuerdos muy positivos. Todos los temas legales tendrán un saldo muy positivo.
Muestra como la fuerza moral se impone a las bajas pasiones para lograr la armonía, gran energía psíquica que será muy bien acompañada por la sabiduría. A nivel mental indica como a través del pensamiento correcto se accede a la libertad.
Cuando aparece invertida muestra una gran negatividad basada en la injusticia capaz de desarrollar los pensamientos más negativos, como los de necesidad de venganza y las frustraciones. Aparecen con ella la posibilidad de juicios negativos y de todo tipo de contradicciones legales. La impaciencia y la crueldad se desarrollarán en cada acto cotidiano.