martes, 6 de octubre de 2015

La emperatriz, el emperador y el sumo sacerdote (Arcanos)

La Emperatriz

Su número clave es el 14 y su regente es Venus. Representa a la madre terrenal, el matrimonio y el crecimiento se hacen presentes porque simboliza el embarazo, la fertilidad, la maternidad pródiga y la estabilidad hogareña. Es el útero materno desde el punto de vista espiritual, donde las ideas comienzan a tener forma.
Este arcano también representa la elegancia y la distinción. Se sienta erguida con mucha seguridad. Si bien es dominante, también es justa y protectora.
Este arcano a pesar de estar estrechamente vinculado a la fertilidad, como la tierra y la naturaleza toda, no está exenta de sensualidad. Sus principales atributos son la capacidad de dar afecto y de criar.
Ofrece también comunicación y determina los procesos creativos, dando imagen de bienestar económico y reconocimiento social. Es la madre, el abrigo y la protección. Se presentarán cosas buenas, junto con mucha alegría.
Es el entendimiento de lo femenino y de lo masculino, es la comprensión de los sexos. También relaciones en las que habrá atracción y rechazo. Cuando este Arcano aparece al revés muestra relaciones demasiado absorbentes donde los celos cumplen una función devastadora. Como madre se presenta insegura y con tendencia a ser posesiva. La emperatriz comienza a ser dominada por sus emociones, su egoísmo, y sus caprichos.

El emperador

Este arcano tiene como número clave el 15 y su regente es Aries. Aparece sentado y sus brazos muestran además de fuerza física, determinación. Es el representante de la autoridad, es el que manda, el que dirige y el que da órdenes y formas. Muestra el arte de gobernar. Es el padre protector y poderoso. Es capaz de dar protección y de vigilar atentamente.
Tiene capacidad de liderazgo y de autocontrol, es muy estratega, es apto para conducir los hechos más conflictivos. El Emperador tiene una visión positiva y clara de las cosas, actúa con firmeza y equidad. Simboliza el orden universal.
Es el padre terrenal, capaz de materializar los proyectos, siempre sabe que es lo que tiene que hacer, es creativo y perseverante. Todo tendrá su recompensa si se ha realizado con esfuerzo. Determina el orden jerárquico dentro del desarrollo de la vida.
Si se presenta al revés muestra una gran desorganización, donde la testarudez domina las situaciones y el pensamiento se presenta poco claro. Los conflictos y los problemas de autoridad son constantes en la vida, tanto en el terreno comercial como en el de los afectos. Muestra un desprecio por los límites, la incapacidad de ordenar la propia vida y la falta de madurez.

El Sumo Sacerdote

El número clave es el 16, y su Regente es Tauro. Este Arcano es el que se dedica a la educación del hombre en la tierra, ya que cuenta con un gran sentido de la vida, es sensato en todas sus actitudes y está siempre en busca de la verdad. Representa al buscador del conocimiento y de la sabiduría.
Muy cerca de la religión, se convierte en un gran consejero. Se caracteriza por su mansedumbre y su generosidad. Recibe permanentemente la ayuda de los superiores.
Muestra que es inútil buscar fuera lo que no se encuentra en el interior. Es necesario para adquirir el conocimiento pleno, aprender a integrarse. Posee una gran capacidad de descubrir el bien y el mal, su mirada está dirigida hacia su interior.
Se inclina por el conocimiento formal, el desarrollo de la comunicación y apego a todas las normas que determinan la sociedad. El Sumo Sacerdote es la adaptación y la mediación.
Este Arcano es el puente que une a Dios con el hombre, es un excelente guía espiritual, es el gran comunicador, y sus actos se basan en la institución y la educación.
Cuando está invertida muestra distorsión de la verdad, malos consejos, habrá calumnias y estafas. Establece una falta de apoyo y de atención en los objetivos. La falta de conocimiento y de sabiduría provoca el desequilibrio.