sábado, 1 de noviembre de 2014

Origen del tarot

El origen del tarot es tan antiguo que se pierde en la noche de los tiempos, igualmente el lugar donde surgió es incierto, se cree que pudo ser en Egipto, China, India o Persia.
El Pastor francmasón y protestante Antoine Court de Gébelin en 1791, publicó un libro llamado “La historia, el blasón, las monedas y los juegos” que formaba parte de su obra llamada “El mundo primitivo”. En dicha obra dedica una gran parte al tarot adivinatorio. Según Antoine el tarot proviene de Egipto y se lo atribuye al dios Thot. Éste dios era el patrón de los astrónomos, contables, magos, curanderos, encantadores y adivinos. Thot enseñó la magia divina a los iniciados para que estos la transmitieran a los grandes sacerdotes y los sabios.
La sabiduría eterna del antiguo Egipto permanece en el tarot, pero también hay otras hipótesis.
Según otros investigadores esotéricos el tarot lo difundieron los tártaros que invadieron China en 1215 y posteriormente Rusia en 1238 y difundieron el tarot por toda Europa.
Otros dicen que los grandes conquistadores y descubridores fueron los que trajeron el tarot al norte de Italia, entre ellos Marco Polo tras su larga estancia en la corte de Kublai Khan, por aquel entonces solo era un juego de cartas de los chinos que llegó a Venecia.
Los gitanos también tienen su peso en la historia del tarot que tiene un origen en la India y trajeron a Europa en la edad media.
Los gitanos usaban el tarot tanto como juego de cartas como de predicción, este pueblo tiene una reputación ganada a pulso  en adivinación con cartas, oráculo y cartomancia.
Lo único que está confirmado es que el tarot tal como se conoce hoy día data del renacimiento.
En los archivos de Viterbo se conserva una crónica de Giovanni de Juzzo de 1379 donde se menciona un juego de cartas procedente de los sarracenos que llamaban naibi. En el museo Topkapi de Estambul se conserva un mazo de estas cartas pintadas a mano que está casi completo, consta de cuatro palos que son dirhams, copas, cimitarras y malletes, de aquí pede que surgieran los palos de la baraja española con los palos de oros, copas, espadas y bastos, estos palos fueron transcriptos en los arcanos menores del tarot tal como se conocen ahora.