domingo, 2 de noviembre de 2014

El círculo de Merlin

Los siete dominios del Círculo de Merlín son Espacio-Tiempo, Movimiento, Materia, Elementos, Transformación, Mente y, en el centro amor.
ESPACIO-TIEMPO: Un mago no necesita de éste ya que es  atemporal. El mago crea su tiempo y designa el espacio para practicar la magia. Los magos una vez iniciados deben saber que el cosmos esta escuchando por una plegaria.
MOVIMIENTO: Este se refiere al perfecto diseño de los movimientos no sólo corporales, sino que nuestro cuerpo energético esta confeccionado para un único y especifico objetivo así que se ha de ser claro en cada uno de ellos.  Se debe ser lento pero con poder.
MATERIA: Forma la parte sensible de los objetos perceptibles o detectables por medios físicos. Es decir es todo aquello que ocupa un sitio en el espacio, se puede tocar, se puede sentir, se puede medir. Así nos damos cuenta que la materia no es otra cosa que nosotros mismos viviendo el aquí y el ahora.
ELEMENTOS: Aire, Agua, Fuego y Tierra son los 4 Elementos y se pueden definir como las energías arquetípicas que tienen su efecto en nuestro ser, nuestra conciencia y forma de entender el mundo.
La mayor o menor influencia de un elemento en cada persona, modifica o influye el temperamento de cada ser. Y es de este modo que todos tenemos en nuestro microcosmos cada uno de los 4 elementos para responder como un quinto elemento.
Aire
El aire es un elemento gaseoso, impalpable que fecundará todas las materias que toque, pero de una forma muy sutil, espiritual.
Es el alma invisible de todo ente. Los matices que diferencian a la trilogía de signos de este elemento son más sutiles que en otros.
Géminis, Libra y Acuario destacan por facultades intelectuales. Con un énfasis en el elemento aire, ellos buscan el estímulo mental y sienten la necesidad de comunicarse con su entorno. Prefieren la compañía de otros, tienen muchas ideas y son capaces de pensar de modo abstracto.
Su manera de proceder suele ser libre de emociones, cosa que les ayuda a juzgar objetivamente, pero tienden a ser algo superficiales y a sobrestimar el pensamiento científico.
Agua
Como elemento líquido, inestable, receptivo y disolvente el agua aparece en circulación, empapa y fecunda. Es fuente de vida, de difusión de fuerzas vitales. Cancer, Escorpio y Piscis simbolizan un énfasis en emociones y los sentimientos.
Las personas en cuyo horóscopo predomina el elemento agua saben entregarse, confían en su intuición y siempre están dispuestas a ayudar. Les fascina explorar rincones escondidos de su propia psique y la de otros. A veces se pierden tanto en su mundo que pueden volverse caprichosos, padecer de ansiedades y sufrir depresiones.
Fuego
En la triplicidad del fuego, en la estructura astrológica, tres signos simbolizan este elemento. Cada uno tiene sus propiedades y su carácter definido. El fuego de Aries es diferente que el de Leo, y el de Leo no se parece al de Sagitario.
Aries, Leo y Sagitario representan temperamento extrovertido: dinamismo, entusiasmo y fuerza de voluntad. Las personas con un énfasis en el elemento fuego poseen una sana autoconfianza y tienen, por lo general, un buen sentido del humor. Necesitan su independencia y se proponen metas altas.
Cualidades negativas son la impaciencia, el egoísmo y una falta de sensibilidad.
Tierra
La tierra es dura y blanda al mismo tiempo, pero presenta siempre una resistencia. La expresión "de buena pasta" con que se designa a una persona noble, es una alusión a la receptividad pasiva de la tierra, que también se deja fecundar.
La triplicidad que representa este elemento son Tauro, Virgo y Capricornio signos poseedores un temperamento más tranquilo e introvertido.
Las personas de este tipo, piensan de manera práctica, buscan la seguridad material, tienen paciencia y pueden soportar privaciones. Cautelosos, disciplinados, responsables y saben utilizar el mundo material. A veces, les falta algo de fantasía, ya que son tan realistas que creen solamente lo que ven.
TRANSFORMACIÓN: La transformación no es otra cosa que nuestra propia alquimia y se trata de llevar al punto máximo de nuestra existencia nuestro ser, alma y espíritu.
Sólo debemos escuchar una voz. La nuestra. Creándonos y recreándonos con las enseñanzas tomando lo mejor y llevando a cabo la verdadera resurrección.
MENTE: Esta línea nos refiere única y exclusivamente al poder de la misma, esto quiere decir que debemos crear un panorama claro de lo que deseamos y se  nos concederá. Cuando deseamos algo con tal fervor pensamos que accidentalmente pasa y así es incluyendo las cosas negativas. Somos un canal claro y perfecto. Ya que estamos hechos de átomos cristicos, luego entonces una palabra, pensamiento o acción de nuestro ser bastara para modificar en positivo o negativo el curso de nuestra vida.
AMOR: El punto central del circulo. Muchos le llaman el punto prohibido y parece serlo para las personas que han despertado su consciencia o que han sido iniciados en alguna mancia. Bien es cierto que este punto sea delicado ya que la practica y concentración de la magia o hechicería se necesita depositar el 100% del tiempo y dedicación. Por otro lado esto se refiere al amor carnal o de pareja, pero no sólo es a cerca de éste también el amor que nosotros nos profesamos es de suma importancia un mago o hechicera no esta completo si no tiene confianza en si mismo, si su corazón no esta puro y vacío para poder llenarlo cada vez.