martes, 4 de noviembre de 2014

Cortijo Jurado (Málaga)


El cortijo Jurado es una hacienda agrícola burguesa de mitad del siglo XIX, situada junto a la carretera de entrada al barrio de campanillas, en Málaga. 
La construcción se divide en dos partes bien diferenciadas, la zona de vivienda y recreo y la zona de campesinado con dos viviendas y establos para animales de labranza y ganado, hoy día desaparecidos.
El estilo de construcción tiene elementos neogóticos ingleses, decoraciones de estilo nórdico y una disposición descentrada hacia la izquierda, que era la zona noble, escalera principal, acceso interior a la capilla, etc.
Es de planta rectangular con dos alas laterales sobresalientes por el frente para envolver la puerta de entrada. Destaca sobre todo la capilla con un retablo neogótico, una torre mirador y varios salones y estancias interiores.
El pasillo de la planta superior tenia dos columnas de hierro forjado con decoraciones de hojas de acanto y cuatro volutas en las esquinas que fueron expoliadas y actualmente están desaparecidas.
Por tal motivo, la viga maestra que sostenía estas columnas se derrumbó sobre el pasillo donde cayó la estructura de la terraza superior, destruyendo parte del artesonado del tejado central y dañando otras partes.
Algunos mediums e investigadores paranormales afirman la presencia de almas en el cortijo y se encontró un antiguo manuscrito en el que ponía : "la pesadilla viene, todos morirán".
En los hechos ocurridos en aquella época estaban involucradas las familia Heredia, propietaria del cortijo, y la familia Larios, residentes en el cercano cortijo Colmenares.
Este edificio a pasado a ser sobradamente conocido por sus apariciones de rostros femeninos, orbes, siluetas, ruidos, pisadas...).
Se cuenta de varios casos de desapariciones de chicas jóvenes relacionados con ritos sexuales satánicos y crímenes llevados a cabo en el cortijo durante el siglo XIX, éstas chicas fueron enterradas a grandes profundidades en el propio terreno del cortijo y en la orilla del cercano río.
Hechos llevados a cabo por personas de la alta sociedad de la época que podían escapar de la justicia fácilmente mediante sobornos.
La mansión tiene varios sótanos ocultos en los que hay máquinas de tortura y que se comunican por varios túneles con el cortijo Colmenares.
Manuel Martín, un chico que se coló en el cortijo, en el año 1932, cuando no estaban sus propietarios, como signo de valentía ante sus amigos. Se topó con un pozo en el patio trasero que conducía a una especie de caverna subterránea de la que partían varios túneles en todas direcciones, según contó, recorrió un túnel de mas de dos kilómetros hasta que llegó a una puerta cerrada que daba al cortijo de los Larios, el de Colmenares. En la vuelta recorrió otros túneles en los que encontró todo tipo de máquinas de tortura, nichos y huesos humanos desperdigados por todas partes. 
Eran muchos los vecinos que afirmaban ver extrañas luces en mitad de la noche sin que nada ni nadie fuera el causante de esa iluminación, también se oían golpes y ruidos de extraño origen.
En una ocasión, no hace muchos años, en una sesión de ouija tuvo lugar la siguiente conversación : 
- Quien eres?
- el marcador empezó a moverse lentamente formando la palabra "E-L-E-N-A"
- Que edad tienes?
- 12
- Por qué estas muerta?
- me mataron
- Fuiste una de las victimas de los dueños de esta casa?
- secuestro. A continuación se escucharon unos golpes en la habitación contígua.
- Hicieron contigo algún tipo de ritual?
- mucho daño
- Había más gente inocente contigo?
- niñas
- En qué año ocurrió todo?
- no se
- Donde estás enterrada?
- en el patio
- Estas a mucha profundidad?
- 4
- Metros?
- si
- Estás sola?
- no
- Hay mas niñas contigo?
- si
- Dinos el lugar exacto e intentaremos buscarte.
- señal.
En éste momento el guía de la sesión quedó inmovil, inerte, y no había forma de hacerle volver. Al poco tiempo recobró la consciencia. Cuando empezaron a descender las escaleras para abandonar el edificio todos empezaron a sentir pánico cuando por una ventana que daba al patio vieron una luz que señalaba una zona del patio.
En otra ocasión un grupo de personas se acercaron al cortijo para hacer unas fotografías y recorrer sus habitaciones. En cuanto bajaron del coche se escucharon unos gritos lejanos, poco después se oyó una voz de mujer que decía"venid". Pocos minutos después una de las esquinas pareció tomar vida y la tierra que cubría el suelo empezó a levantarse como por efecto del viento, pero no había ni la mas mínima brisa en ese momento, se formó una extraña neblina que formaba una forma brillante con la forma de las vestimentas de una mujer.
Al huir, una de las participantes sintió como una fuerte mano se aferraba a su cadera para evitar su huida, consiguió soltarse y escapar con sus compañeros.
En dicha huida, uno de los chicos con una cámara de video, se giró para grabar la extraña figura, pero allí no había nada. Después al ver la grabación observaron que en la planta superior en una de las ventanas había una escalofriante mano en color blanco y tonos brillantes que se movía de un lado a otro del ventanal.