domingo, 21 de septiembre de 2014

Lilith y Ennoia

Lilith encinta se interno en los bosques y una noche dio a luz a cuatro bebes que fueron recibidos por cuatro criaturas que esperaban su nacimiento Un oso tomo uno de ellos, un lobo también, un monstruo sin nombre tomo al tercero y el cuarto nació muerto, el cual fue recibido por una serpiente. Salvo por la infante tomada por el lobo, se desconoce el destino de los demás. Esta fue criada por los lobos en el bosque, fue conocida con el nombre de Ennoia, desarrolló la habilidad de metamorfosearse en este animal y dio origen a los llamados Lupinos, Licaones o Licántropos (llamados también hijos de Gea), que a pesar de sus habilidades sobrenaturales se consideran como seres vivos en completo equilibrio con su medio.
Lilith continuó su camino llegando a pueblos del Asia menor. Debido a su belleza y gran atracción, no le fue difícil encontrar parejas ocasionales en todos los lugares que visitaba, pero muchos de ellos, eran hombres casados y eso atrajo la ira de sus respectivas esposas, o de las autoridades civiles y religiosas, lo que propicio que en muchas ocasiones fuera expulsada violentamente y por tanto sin encontrar un lugar donde vivir permanentemente. De esas uniones ella dio a luz a muchos hijos los cuales se dice dieron origen a un pueblo desconfiado, con tendencia al nomadismo y medios tramposos, estas personas subsisten al día de hoy con el nombre de Gitanos (“Egiptano” porque se pensaba que provenían de Egipto), también llamados Roms (en lengua romani significa “hombre”), los estudiosos al día de hoy han registrado el origen de este pueblo al norte de la India, pero al menos ellos están seguros de la raíz materna de la cual parten.
Tiempo después de vagar Lilith se encontró con Caín; un Caín muy distinto al que conocemos de la Biblia, ya que para esos días al haber rechazado el perdón de Dios fue condenado a vagar por la tierra en la oscuridad y beber sangre para subsistir, en su encuentro ella enseñó a Caín el uso de las artes mágicas y aprendió a utilizar su sangre para invocar espíritus y hacer otros como el; sin embargo Lilith lo dominaba por medio de sus artes, hasta que una noche el pudo escapar de ella y huir.
Su hija Ennoia cansada de la vida entre los lobos, decidió vagar por el mundo sola y así fue hasta que llego a la primera gran ciudad llamada Enoch. Esta ciudad estaba bajo el dominio de Caín y sus tres primeros descendientes por abrazo (los vampiros de la segunda generación), sus nombres eran: Enoch Zillah e Irad. Ennoia se hizo amante de Enoch y este la abrazó, convirtiéndose en una de los trece vampiros de la tercera generación y que dieran origen a los trece clanes actuales.
 Por sus orígenes y características, el clan formado por Ennoia denominados “Gangrel” se caracteriza porque esos vástagos suelen habitar bosques, montes o lugares con poca actividad humana (algunos sienten preferencia por los panteones), sufren un proceso denominado frenesís que les permite transmutar a una forma lobuna y en ocasiones entablan algún tipo de contacto con los Lupinos sin dañarse mutuamente, se cree que esto es posible por su origen en común. Además tienen como norma no dañar a sus otros hermanos, los Roms (los Lupinos también protegen a sus hermanos humanos). Los Gangrel forman parte de lo que se conoce como la Camarilla, el cual agrupa a seis clanes mas y aunque son por lo general renuentes a mantener lazos continuos con la organización, su relación con cada raza es distinta: sienten cierta simpatía con los Nosferatu, por su aislamiento; precaución hacia los caóticos Brujah; indiferencia por los Malkavian y su locura; desconfianza por los Tremere y esa tendencia a la magia; y un desprecio hacia los Toreador y los Ventrue por su excesiva dependencia al mundo material.
Durante el tiempo en que Ennoia habita en Enoch se desata la primera confrontación entre los vastagos y los lupinos. Caín ordena la guerra y Ennoia temiendo por la vida de sus hijos invoca a su madre para que esta le ayude. Lilith acude a su llamada y la auxilia volviendo nuevamente su esclavo por medio de la sangre a Caín y logrando una tregua temporal entre ambos grupos.
Luego de ellos ocurre el levantamiento de los vampiros de la tercera generación contra sus padres (sires) de la segunda y la destrucción de estos a mano de los primeros, Lilith es nombrada ocasionalmente en alguna leyenda como un demonio femenino.

Posterior al diluvio, el andar de Lilith y Ennoia fue difuso y ambas terminan desapareciendo en la niebla de la historia, pero es sabido por los vástagos que al menos Ennoia (igual Caín y los que quedan de la tercera generación), esta enterrada en algún lugar durmiendo y esperando el momento para emerger y provocar el Gehenna, algo así como el Apocalipsis de los vástagos.