miércoles, 20 de mayo de 2015

Los fantasmas del teatro Royal Drury Lane de Londres

El teatro Royal Drury Lane es el teatro más antiguo de Londres, y aunque el edificio actual data de 1812, el primero en ese emplazamiento fue fundado en 1663.
De acuerdo con su antigüedad, muchos son los fantasmas que se esconden entre bastidores y merodean detrás de su espectacular pórtico.
Allí habita el fantasma de Joseph Grimaldi (1778-1837), el mítico clown teatral. Es considerado el Padre del clown moderno, estableció las bases de la pantomima moderna. El fue el artista que elevó el clown de cara blanca al papel de protagonista reemplazando a arlequín. Hoy la característica apariencia de los payasos que todos conocemos se la debemos a Joseph Grimaldi que lo popularizó universalmente, de hecho hoy todavía, en Inglaterra, los payasos, son conocidos como "Joeys" en honor al padre de los payasos modernos.
Joseph Grimaldi, creció en el teatro, vivió del teatro, pero los esfuerzos de su oficio se cobraron un terrible peaje sobre su salud, una grave enfermedad lo apartó para siempre de los escenarios.
En 1818 Grimaldi se encontraba en la indigencia, y se le organizó un homenaje benéfico en el Royal. Aunque por su enfermedad tuvo que actuar sentado, Grimaldi demostró que no había perdido la magia que lo había hecho grande en el pasado, y demostró la misma capacidad para hacer reír.
Aunque murió en 1837, su fantasma ha regresado en muchas ocasiones por el Royal. Todos los que allí trabajan admiten que su fantasma está presente, actores, limpiadores, muchos han visto una cara, sin cuerpo, flotando por el teatro o apariciones de un fantasma sin cabeza. Esto puede atribuirse a la macabra petición que realizó Joseph Grimaldi antes de su enterramiento; que la cabeza fuera separada de su cuerpo.
Otro payaso que ronda por el Teatro es el de Dan Leno, famoso bailarín y comediante.
Pero en la cumbre de su carrera Dan Leno enloqueció y murió en 1904 con tan sólo 43 años.
Desde entonces, su fantasma se niega a apartarse de los focos y en ocasiones regresa una vez más a los escenarios. Leno siempre utilizaba un perfume de lavanda debido a la incontinencia que sufría, como resultado desprendía un olor bastante característico. 
Algunos actores, durante una función en el mismo escenario no han visto su fantasma, pero en ocasiones han detectado su presencia invisible precedida de un intenso olor a espliego ondeando en el aire.
En 1981, durante una de las actuaciones de "The Pirates of Penzance" Nick Bromley, director de la empresa teatral, se encontraba entre bastidores observando el desarrollo, cuando de pronto alguien lo empujó de forma violenta desde atrás. Se volvió enfadado, pero allí no había nadie.
La noche siguiente, una joven actriz se encontraba exactamente en el mismo lugar cuando alguien lanzó su peluca al aire. Al girarse tampoco encontró a nadie. La gente del teatro, cuando pasa por el que fue una día el camerino de Leno, aseguran que escuchan el sonido rítmico de unos zapatos que suenan como tambores procedentes del interior. Se cree que es el fantasma de Dan Leno ensayando las rutinas de su famoso baile una y otra vez, una y otra vez...
Pero el fantasma más famoso del teatro es el conocido como "Man in grey". Una aparición de un hombre joven vestido con un traje gris y un sombrero de tres puntas como los que utilizaban los Lords ingleses en el siglo XVIII. Lo peculiar de este fantasma es que se materializa siempre durante el día y entre las 10 am y las 4 pm. La mayoría de las veces el hombre de gris se materializa en el círculo superior del teatro. Parece una reproducción del pasado que se repite una y otra vez.
En 1939 más de la mitad del elenco de "The Dancing Years", que se reunieron para una foto de equipo, fueron testigos de su aparición, vieron el fantasma cruzar el círculo superior y desaparecer a través de la pared opuesta. Lo han visto miembros del público, actores famosos, bomberos, responsables del teatro y muchos otros funcionarios del The Theatre Royal Drury Lane.
A veces también se le ha visto sentado al final de la cuarta fila y por los pasillos del círculo superior. Una mañana, durante los primeros días de trabajo de uno de los limpiadores, que ignoraba la existencia del fantasma, se encontró con él a las 10 de la mañana. Pensando que podría ser un actor, se le acercó para hablar un rato, cuando estuvo a unos pasos, el hombre de gris se levantó y desapareció ante sus ojos atravesando una pared.
La identidad del fantasma de gris "Man in grey" sigue siendo un misterio, aunque un descubrimiento durante una restauración en el año 1870 podría lanzar alguna luz sobre el caso.
Durante las obras de restauración se encontró una entrada oculta a una habitación, justo donde el fantasma desaparece siempre. Dentro se halló el esqueleto de un hombre envuelto de restos de tela gris y un puñal que sobresalía de su caja torácica. Se ha especulado mucho sobre su identidad, pero parece que los restos podrían pertenecer a un joven que llegó a Londres durante la época de la Reina Anne. Después de ganarse el afecto de una actriz del teatro. Su amante en un ataque de celos y rabia habría podido matar al joven y posteriormente esconder su cuerpo hasta que se encontró años después durante su restauración.
Pero sea cual sea la razón que hay detrás del inquietante hombre de gris, lo más importante es que es un fantasma agradable, un fantasma reconocido universalmente y que tiene el gusto de apoyar con su presencia algunas de las obras de más éxito del The Theatre Royal Drury Lane.
Es, por tanto, un fantasma que forma parte de la leyenda del teatro real de Londres.