sábado, 15 de marzo de 2014

Animales de poder, totem y familiar

En toda la humanidad, culturas, religiones y corrientes espirituales las especies animales han ocupado un lugar importante, su conexión mágica con los ciclos de la naturaleza, el poder de comunicación, su cercanía a algunos dioses, e incluso diferentes tribus del mundo creen que los animales llevan más tiempo en la tierra y han los que se han alejado de la conexión con la naturaleza.
Algunas religiones paganas, como wicca, en culturas universales o en la medicina alternativa, se ha visto la gran ayuda que da la compañía animal, la fuerza y amor con que ayudan en el día a día y ayuda espiritual.
Un animal familiar es el que acompaña a la bruja o brujo, sea un gato, un perro, una serpiente, un coyote, un búho, un ratón, etc., dentro de la religión wicca. El animal incluso a veces suele participar en los rituales junto a su amo humano y le ayuda a sentir las conexiones y vibraciones de la madre tierra, los cambios de los ciclos estacionales o entrar en estados alfa a través de la meditación de una manera más fácil y ligera. Para la bruja o brujo es importante tratar con amor y paciencia, con cuidados y detalles a su animal familiar que se convierten en verdaderos protectores contra el ataque energético y de enfermedades provenientes del exterior.
Por otro lado están los animales totémicos. Estos vienen desde dentro del espíritu y habitan el yo interior desde el momento que se tiene conciencia. A lo largo de los años se va desarrollando esa empatía por ciertas criaturas, cierto tipo de sonidos hasta alcanzar a ver dentro de sueños o meditaciones a aquel animal que te representa ante los otros en la naturaleza. Puede ser un caballo, una ardilla, una ballena, una libélula, un cisne, etc. Ese será nuestro espíritu protector en nuestra vida diaria, muchos chamanes y paganos lo llaman medicina personal para entrar en armonía con las fuerzas de la tierra; es lógico pues los animales llegan a desarrollar más poderes en su fuerza física y habilidades, nadan mejor, escuchan mejor,  presienten incluso desastres naturales. 
Los brujos y brujas wiccanos han de aprender a establecer una relación cordial con el animal totémico..
Todas las cosas del universo, en la madre tierra tienen fuerza, poder. energía y vida. Así como los dioses, las fases de la Luna, los ancestros fallecidos, los espíritus elementales, existen los guardianes y guías del mundo animal. En las tribus norteamericanas, por ejemplo, chamanes muy arraigados a la tradición de la tierra, tienen contactos mágicos, sagrados y muy intensos bajo la guía de esos guardianes.
En wicca hay que saber que jamás, bajo ningún motivo, ni dentro ni fuera del círculo mágico se debe lastimar a un hermano del reino animal, ellos también son bendecidos por la señora madre tierra.