viernes, 10 de mayo de 2013

El principio Wicca

"Haz lo que quieras mientras a nadie dañes"
Esta es la norma de conducta fundamental del iniciado. Nos da libertad para hacer cualquier cosa que queramos, siempre y cuando nadie salga perjudicado incluyendo a nosotros mismos. Esto implica que la persona debe estar atenta a las muchas consecuencias que puede tener su conducta, a cómo reaccionarán los demás.
Definitivamente, no da permiso a nadie para que haga lo que quiera sin tener en cuanta las consecuencias.
La mayoría de los wicanos, antes de hacer nada, tienen en consideración las repercusiones de sus actos. Si alguien puede resultar perjudicado, evalúan los diferentes niveles de perjuicio y, después, escogen la acción que causará menos daño.
Este principio también sirve para no dar nada por sentado. Nos conduce a vivir ecológicamente y a tratar el planeta con sumo cuidado. Uno puede hacerse vegetariano, tratar de no gastar innecesariamente y abandonar la típica actitud de no querer ser menos que los demás.
Uno de los temas que suele debatirse entre los wiccanos es qué constituye un perjuicio para los demás. Generalmente, la gente suele estar de acuerdo en que una acción dañina es una acción negativa. A veces, no es lo que causa mayor perjuicio.
L E Y E S
Ley de tres
Como lo dice claramente la rede: "Aquello que hagamos, volverá a nosotros tres veces", por eso debemos tener en cuenta que si hacemos el mal, el mal volverá a nosotros en mayor intensidad, pero si hacemos el bien, este volverá por triplicado (Cada acción buena o mala que hagas se te regresara por triplicado)
Ley del libre albedrío
Muchas veces con la magia se comete el error de manipular la capacidad de decisión en las personas, cosa que está terminantemente prohibida. Cuando realizamos un hechizo de amor o alguno semejante, este influye en la capacidad de decisión de la persona a la que se le hace el hechizo. Nacimos libres para tomar decisiones, si es el caso, equivocarnos y aprender de nuestros errores, pero no tenemos el derecho de manipular a nadie de ninguna forma, así que... ¡nada de hacer pócimas de amor!!!.
Ley de la regla de oro
Trata a los demás como quisieras que te tratasen a ti, La Regla de Oro es un Coronario de la Ley de Tres, y una buena guía para manejarnos en la vida. Aunque la gente puede querer ser tratada de muchas formas diferentes, La ley de la Regla de Oro nos ordena pensar sobre la cuestión y hacernos responsables de nuestras acciones y consecuencias.
Los Wiccanos no se confiesan ni pueden obtener una absolución de sus pecados, se espera de ellos que se enfrenten a sus actos y se hagan cargo de sus errores. Si fallan, examinan lo que hicieron mal y el motivo que les impulsó a hacerlo así. De esta manera, cada uno se hace más consciente y puede evitar tales problemas en el futuro. Si es posible, se enmienda la situación en el momento presente.
E T I C A S
Ética de la responsabilidad
Somos responsables de todos los actos que hacemos, sin excepción. No podemos darnos el lujo de andar echándole la culpa a todo el mundo de los errores que cometemos y tampoco podemos andar con excusas que no llevan a ningún lado como "no quise hacerlo", o "lo hice por el bien de...", debemos considerar que somos lo bastante maduros como para afrontar nuestros propios errores.
Ética de la evolución
Debemos usar nuestros conocimientos para nuestro constante desarrollo, como personas y como seres espirituales. Siempre debemos mejorar aquello que nos rodea, las personas, nuestro entorno en general, cuidando siempre de respetar las leyes Wicca.