lunes, 17 de diciembre de 2012

Evangelio de los vampiros, El libro de los profetas, Cap, IX

AGKABYE -THELEGRBATH -ELEGBATH -OPHIR; YKAGOA, EERIEUEYA -ETHEEGREBETON -ABHEY- AURTGRABAYATH -ELENTHAOT -ENU -ANJ -ER -T JERIEL -OAGHABGAIEREEL -OISSOR -INUMA -OEJ -ANJABEYTAH -AGHRATH -AGHRATH -BEHEMOTH.
Pronto aprenderás el lenguaje de las Criaturas de las Tinieblas; por ahora, tu Protector te ha colocado
ante mí.
Tiembla ante mí, pues no he pronunciado mi nombre y ya los vientos me rodean y obedecen.
Soy el Profeta de la Montaña de la Más Lejana Media Noche; aquel que recibe al profeta de Profetas y su incomparable navío de melancolía.
Sobre esta Montaña construí un castillo durante el tiempo de la Quinta Revelación, de la que soy guardián y verdugo.
Criatura de la Noche y Vampiro; hablo con la voz de la ventisca y la noche; en mis brazos están tatuados los rostros de mis víctimas, rostro bajo rostro; circulan por mis venas, impulsados por mi obscuro corazón; que es el corazón que debes tener para entrar a la comunión con las Grandes Criaturas.
Tiembla ante mí, si ya percibes mi Nombre.
Desde lo alto de la Montaña contemplo la región que sería llamada de los Cárpatos, que forman un anillo rodeando a una meseta por el norte, el oeste y el sur.
Donde se abren grandes brechas al sur, donde los cruces montañosos alcanzan la región celeste; y cerca de ahí se forma el valle de un río; escarpadas paredes de piedra, grietas y desfiladeros nos resguardan; melancolía y desazón se abaten sobre ti.
Ven libremente y por tu propia voluntad al Suelo Sagrado, donde las estirpes se rechazan y aíslan, pues pertenecen a la Raza de Caín; como fue dicho en el Libro de la Búsqueda, así es.
Esta es la Montaña de la Más Lejana Media Noche, donde habita la cumbre del viento solitario.
Bebe el agua de la ira y la amargura, que brota por hendiduras y grietas; mientras lobos y lechuzas conversan a lo lejos, acerca de tu destino.
Tus sueños y visiones se abren paso a través de la niebla; en este frío insoportable que aniquila todo amor y compasión.
Utnapischtim fue uno conmigo mientras comulgaba en el frío y la amargura, escudriñando los misterios de los números.
Mas tú, Vampiro y Criatura de la Noche, no estas preparado aún para estos misterios.
Hablo ahora en el estilo y cadencia de estos Libros; no hablo más como lo hacía en mi tiempo limitado; he aquí, todo el que habita en estas dimensiones ha de hablar en este estilo y cadencia; que no es sino la traducción de nuestro verdadero lenguaje:
A TRA Y A TH ELENDEREEL -YKZA -THEB -EERIEEL -THA.
Y para comprenderlo, Dissaor traduce únicamente lo que debes saber.
Y lo dicta en lenguaje eterno y entendible para todas las generaciones; en un estilo sin tiempo, como en un principio, ahora y siempre; para que todo aquel que tenga ojos y oídos, vea y escuche;
Tiembla ante mí, Criatura de la Noche y Vampiro; Soy el Voivoda de Transilvania, gran guerrero contra las huestes turcas; y el suelo de mi país aún está húmedo con su sangre.
La mirada de mis ojos eternos es capaz de penetrar tu espíritu y apresarlo para siempre; y lo haría si no tuvieras un Protector.
No hay compasión en mí, ni recuerdo haber tenido sentimientos humanos.
Soy un No-muerto de la escala superior; no requiero de un cuerpo; mi alimento es el sufrimiento de los ángeles, las criaturas de luz y algunas Criaturas de la Noche y Vampiros; no por odio, sino por orden.
En vida fui traicionado y abandonado por aquellos que me debían fidelidad; los Turcos se vanagloriaron de mi muerte.
Mas he aquí el milagro obscuro: las Criaturas de las Tinieblas miraron mi sufrimiento y me convirtieron en lo que soy ahora.
Y como No-muerto, llevé la peste a Europa y la perversión a Turquía; unos murieron en su propio vómito; otros a manos de sus cárceles sepulcro.
Mas mi venganza no ha sido completa; aún faltan los ángeles y aquel que se nombra su eterno líder.
Pues ellos fueron los verdaderos responsables de mi caída; al sentirse amenazados por los rituales de Zalmoxis.
Conoce, Criatura, que Zalmoxis es uno de los seiscientos sesenta y seis nombres de la Primera Generación de las Tinieblas; y yo fui uno de sus grandes sacerdotes, en un tiempo miles de años anterior a mi encarnación como Voivoda; cuando aún no nacía la Noche Infinita.
Y Zalmoxis me enseñó los rituales de empalamiento; para acrecentar el poder sobre la Tierra, y debajo de la Tierra.
Mas esto es una Página Ritual que se guarda con celo en Aradia; tal Página aún está lejos de tu alcance.
Mas tú, Criatura de la Noche, has de saber que me burlo de quienes han interpretado mi existencia más allá de la muerte como la de un simple Vampiro; no lo soy; yo soy Vlad el Profeta, No-muerto de un linaje superior.
Aunque hubo uno que divulgó mi no-existencia como la de un Vampiro, conociendo la Verdad; para confundir a los gentiles; y él comulga hoy conmigo en la Montaña.
A mí acuden los Vampiros cuando han de ser iniciados en el Gran Conocimiento; y soy uno de la Segunda Trinidad, formada también por Caín y Judas.
Si tienes oídos, has escuchado.