lunes, 1 de noviembre de 2010

Los drakkars vikingos

Los drakkars vikingos fueron uno de los barcos más veloces, resistentes y más preparados para el océano atlántico. Desde siempre el hombre ha querido surcar los mares, los cuales, eran la frontera entre lo conocido y lo desconocido. Los vikingos más conocidos fueron los daneses, quienes por cierto, fueron los que originaron las poblaciones del norte de Europa, colonizando con el paso del tiempo éstas tierras.
Famosos vikingos fueron: Harald Blatend, Svend Tveskaeg,o los reyes daneses: Gurm den Gamle (Gurm el viejo), Erik den Rode (Erick el rojo), Knud den Store (Canuto el Grande), etc.
Los escandinavos eran considerados durante los siglos VI-XI un pueblo primitivo y guerrero. Las duras circunstancias de la vida, la falta de recursos y la expansión demográfica, hicieron que grupos de hombres abandonaran sus tierras y empezaran a explorar nuevos horizontes hacia el año 856. Por ello, los primeros vikingos deseosos de conocer rutas, hallaron el norte de Escocia y posteriormente Irlanda en la que si se encontraron con un pueblo mucho más culto, los celtas. Arrasaron con todo y creándose el apodo de piratas o reyes del mar “Vikinger”. A veces eran ladrones, saqueadores, asesinos y otras veces eran comerciantes. Saquearon las tierras del norte, Germania, Rusia, Paises del Mar Báltico, Paises Bajos, Galia, la Normandia, la Bretaña e incluso el norte de la península de Hispania (desde Galicia hasta Vascongadas, destacando la zona del cantábrico occidental), Italia e incluso se asegura que llegaron hasta Bizancia.
Son conocidas las famosas travesías de los vikingos por el océano atlántico y menos famosos eran sus trayectos por el mar Mediterráneo. Durante siglos fueron conocidos como los mejores navegantes y exploradores de la alta edad media
En muchas ocasiones cuando los vikingos arrasaban pueblos, muchos, acababan por instalarse luego en ellas y fundar colonias como ocurrió en Irlanda, Escocia, Inglaterra, Normandia, la Bretaña, ... y pequeñas colonias al norte de España, aunque es sabido que se hablan más de celtas con orígenes escandinavos. Los historiadores apuntan que los vikingos dejaron de ser unos famosos vándalos al hacerse cristianos y adoptaron la cultura del centro de Europa y la unieron a la suya. Una de las culturas que más les fascinó fue la celta. La dominación vikinga acabó al abrazar éstos la religión cristiana y adoptar la cultura germano-latina.
De las muchas naves vikingas (vikinger skeppe: drakkars y snekars “dragones y serpientes”) que se distinguían por sus adornos en las proas y popas, con las cabezas de dragones tallados en la madera, a los que se les atribuía protección ante los malos espíritus del mar.
De estas embarcaciones destacan las primeras encontradas en Noruega, las de Kvalsund del siglo VII o la de Oseberg del siglo IX. La primera fue hallada en 1902 en Kvalsund
Su proa y popa eran idénticas. Se hallaron unos pocos remos intactos de los 10 que disponía por banda. La segunda en cambio, encontrada en Oseberg (Noruega) estaba mejor acondicionada, con una eslora de 21 mts por 5 mts de manga. Con la misma característica de la proa y popa que la de Kvalsund, que eran idénticas. En ésta se pudo encontrar el mástil de 13 mts de altura.
Las naves vikingas más primitivas no tenían quilla por lo que las hacia muy poco manejables sobre todo en las maniobras. Éstos podían remontar ríos poco profundos o navegar por el Báltico (Sgagerak) en pleno verano. Las embarcaciones estrechas tenían unas cuadernas muy cortas. Simétrica era la proa y la popa en relación con el plano que pasaba por el eje del mástil. La vela era cuadrada
En el siglo VII se introdujo cascos con quilla para obtener una mejor estabilidad y un avance dirigido hacia un mástil que alzaba una vela rectangular, de lana burda o lino, colocada en el único mástil central de diversos colores, optando por el negro, blanco, rojo o conjunto de negro- blanco o blanco- rojo.
El costillaje estaba recubierta de ligeras cuadernas de robles; el artesanado de la embarcación era rica en dibujos y formas, que le daba un original toque escandinavo. Se sabe que ha habido drakkars de más de cuarenta remos por banda. No tenían cubiertas y si muchas fileras de banquillos de madera en donde remaban, por lo que se podia dotar de mucha tripulación. Es sabido que ponían sus escudos a lo largo de ambas amuras (parte delanteras de los costados que al converger hacia la roda formando parte de la proa).
Los vikingos estudiaron las fuerzas del viento y sabían maniobrar con facilidad.
Los constructores de sus embarcaciones siempre hacían pruebas sobre los fiordos y utilizaban madera resistente de gran calidad, provinentes de los grandes bosques escandinavos.
Los historiadores describen que había al menos tres tipos de embarcaciones vikingas, la de asalto y utilizadas también para las exploraciones por el océano, las de ceremonia utilizadas en muchos casos para los enterramientos, y las de exploración costera utilizadas para la protección de sus costas, algo más pesadas y menos largas. Como ejemplo se puede tomar el drakkar de 24 mts de eslora, con un mastil de 18 mts de altura, vela de 100 metros cuadrados. Con un peso de unos 400 kgs. En estos buques ya se empiezan a ver un timón fijo en la parte de popa amurado a estribor. Como la de Gokstad que fue desenterrado en un túmulo funerario. Este tipo de drakkar tienen la proa fina y muy alzada. Se ha comprobado que algunos vikingos metían sus embarcaciones para navegar en ríos, cascadas o rápidos. Para una bajada rápida, bajaban el mástil y metían los remos hacia dentro, colgaban de un cordaje el timón a la borda y transportaban la nave por tierra firme hasta el próximo río navegable.
Otras formas de barcos como la “Langskip” (barco largo) era para unos cincuenta remeros y estaba dotada para largas distancias, para la exploración. Su diseño alargado y estrecho la hacia ser más veloz. Los “Snekkers, Snekkja o Skute” (del noruego, nave o embarcación) eran mucho más pequeños y no servían más que para proteger las costas escandinavas. Los “Knorrs” era una nave para el transporte (comercio y colonización), más robustos, más pesados y más lentos. Fueron utilizados más para la navegación entre el atlántico y el mar del norte (Suecia, Dinamarca, Finlandia, Rusia,...) y para la conexión entre Noruega e Islandia. Sus medidas eran más anchas que las del “Snekke” y ha habido casos en que se han utilizado este tipo de embarcación para expediciones y conquistas en Islandia o Groenlandia. Los “Karv” podían ser de unos trece remeros por banda y más utilizada para la defensa de las costas de sus territorios.
Los vikingos eran también muy religiosos, teniendo a sus propios dioses y a algunos fueron considerados imprescindibles para navegar o para la guerra, como lo fueron: Odin, Balder, Thor, Tyr, Frej, Freja, Loki, Udgardsloke,...
En el año 1000 una embarcación vikinga cruzó el Atlántico, atravesando Groenlandia y llegando a la isla de Terranova y la zona del Labrador (Canadá). También los mismos y posteriormente llegaron hasta el norte de América, por su costa oriental (zona de Washington, Nueva York) Pero como no hay muchos datos referente a esta expansión vikinga hacia el nuevo continente, siempre se ha considerado que fuera Cristóbal Colón el primero en llegar.
En tiempos de Olaf Tryggvason de Noruega, los drakkar llamados Osmsinnlangi u Ormen Lange llegaban a medir de 40 a 100 mts de eslora y algunos por más13 mts de manga. Roda y codaste se alzaba a unos 5 mts del agua. Algunos tenían una capacidad para hasta 700 hombres y tenían 120 remeros, que iban turnándose durante el día con otros componentes de la tripulación, según fuentes danesas. Las velas eran de colores rojos, azules, y ya empezaban a colocarles iconos, dibujos representativos de cada tribu, como podría ser un león, un dragón, una cruz, etc. Las muras eran ricamente decoradas también con dibujos y filigranas celtas y vikingas.
El barco de Olaf de Noruega era de 34 remeros por banda por 43 mts de eslora.
Uno de los barcos de Knud de Dinamarca media 68 mts de eslora y capacidad para 60 remos por banda. Por entonces eran más ligeros y veloces que los pueblos de sus adversarios. Las técnicas de navegación habían mejorado considerablemente. Se habían ganado la fama de los mejores navegantes de mundo occidental.