sábado, 10 de julio de 2010

Los demonios de la era moderna

Si hace poco vimos la corte de Satanás con los demonios que la forman, hoy vamos a ver los nuevos demonios que nos acechan, mucho mas reales y cercanos a nosotros, y también mucho mas peligrosos.
La lista comienza con el demonio gobernante, es el llamado político, este demonio tiene poder absoluto sobre la especie humana, controla el destino de los hombres y el planeta, es destructivo, y de ahí nace su poder, no duda en eliminar a otros demonios de su especie si tiene ideas contrarias a él, incluso a los de su mismo clan.
Se dizfraza de buena persona para entrar en la mente de los hombres, y ya desde dentro manipularle y destruirle, tiene facilidad de palabra para convencer a sus victimas de que le apoyen en un supuesto buen acto que nunca llega, son las llamadas promesas electorales, tan solo le interesa ese apoyo para hacerse aún mas grande y poderoso.
Es provocador de guerras y conflictos entre distintos pueblos, donde los hombres se matan entre ellos para que estos demonios sigan aumentando sus riquezas y poder, crea leyes con doble lectura para aplicar a unos y otros según le convenga, aunque esa aplicación de las leyes no la hace directamente, para ello usa a otros demonios aliados suyos llamados abogados y jueces.
El siguiente demonio es el llamado banquero, éste es el recaudador de las riquezas de los hombres, en apariencia siempre parece tener buenas palabras y mejores actos para capturar a sus victimas, promete beneficios a cambio de entregarle nuestras posesiones si confiamos en él, pero una vez conseguido su objetivo, solo tiene el interés de enriquecerse cada vez mas con lo que a los hombres les a costado tanto sudor y a veces lagrimas conseguir durante una vida.
Una vez conseguido su objetivo ya no existen aquellas buenas palabras, ahora solo quiere mas y mas, hasta la última gota de sangre si pudiera sacarnosla, hace la vida imposible a sus victimas, pero no siempre es así, hay algunas excepciones con algunos hombres, algunos con cierto poder sobre otros hombres, a esos si los ayuda a crecer, es así como los utiliza para que le ayuden a hundir cada vez mas al resto de la humanidad.
Después está el demonio llamado constructor, su misión es la de hacer y vender lugares a los que llama hogar a los hombres, su forma de actuar es igual que los anteriores, el uso de buenas palabras, ofreciendo un lugar donde vivir rodeado de comodidades y recursos para obtener una calidad de vida aceptable y todo ello con grandes facilidades, pero una vez a conseguido atrapar a su victima y es imposible dar marcha atrás se descubre la verdad, en ocasiones esos lugares ofrecidos con esas calidades y condiciones aceptables, no son tal como nos prometió, son lugares sombríos, lúgubres y defectuosos, lugares donde en el mejor de los casos solo serán necesarias unas reparaciones y mantenimiento cada poco tiempo, pero en otros casos, es el hundimiento y destrucción de aquello que nos vendió y llamó hogar, después del constructor llega el banquero, el cual nos ofrece algo llamado hipoteca para ayudarnos a pagar al cosntructor, pues hay que cumplir con lo que hemos firmado y toca satisfacer la deuda adquirida en la compra de ese hogar, ahí es donde de nuevo el banquero vuelve a ponernos la soga al cuello, y si todo va bien no actuara el demonio jefe o politico, el cual a veces, tiene ideas tan geniales como la expropiación o derribo para volver a cosntruir nuevamente.
Después están dos demonios cuya misión es la misma, son los llamados abogados y jueces, éstos se encargan de que todo funcione según los intereses de su jefe el politico, son los encargados de aplicar las leyes, son los encargados de expulsarnos de ese hogar comprado al constructor cuando un mes nos retrasamos en el pago al banquero porque el politico a destruido el trabajo, que es la fuente de ingresos de los hombres. Como se ve, todos trabajan en conjunto y en cadena.
También se encargan de encarcelar y condenar actos a veces contra otros hombres, a veces contra los otros demonios, sus aliados.
Crean normas y leyes para someter a la humanidad a su antojo.
Todos estos demonios malignos, aparentemente se hacen pasar por buena gente que miran por los intereses de los hombres, pero como vemos, no es así, sino todo lo contrario.
Luego existe otro demonio maligno, y este si tiene apariencia maligna, este no se camufla , y tan odiado es por los hombres como los otros demonios, es el llamado terrorista, la misión de éste es la de exterminar la especie humana, no le importa nada ni nadie, se caracteriza por tener la cabeza vacia, carecer de corazón y ser incapaz de pensar o ver la belleza de la vida, quizá esa falta de cerebro sea la que le lleve a ese comportamiento, mata por puro placer tanto a hombres como a otros demonios, usa cualquier medio para aterrorizar y atemoriar, usa cualquier medio para matar y aniquilar, desde un pequeño artefacto hasta una potentisima arma de destrucción masiva, su objetivo, acabar con la vida en el planeta, quizá sea el mismo objetivo que todos los demonios anteriores, pero la forma de buscarlo es muy diferente.