martes, 6 de diciembre de 2011

Evangelio de los vampiros. Génesis. Cap. XII

"Siguió diciendo Dissaor"
"Aprendan a percibir la luz interior, con la que han nacido como consecuencia de la ruptura, tras la cual, todo ser en el universo contiene a los opuestos.
Con esta luz interior aprendan a ver en su oscuridad, hasta que ya no les es necesaria esta luz.
Escuchen, que con esta luz podrán retar a los seres de la luz.
Que verán luz en ustedes, mas no reconocerán esto, pues son ignorantes; sólo la percibirán y eso será suficiente.
Para que ustedes usen la luz en su provecho, sirviéndose de las criaturas de la luz y evadiendo a los Centinelas.
Que fueron puestos por lo alto para que tropezaran las obras oscuras.
Y este es el camino que han de recorrer para convertirse en Vampiros.
Hasta que yo, o uno de mis discípulos los elija para compartirles el conocimiento oscuro, y esto por orden.
Por que el pequeño orden dentro del caos de la luz es precursor de la restauración del orden.
Aprendan de Aradia el encontrar sin buscar, y que esto los guíe hasta conseguir lo que buscan.
Sepan que la muerte que temen los humanos estúpidos es a la que ustedes deben extender su mano.
Hemos escuchado al Creador maldecir a quienes buscan su propia muerte; pero aquí, yo les digo; bienaventurados sean los que buscan su propia muerte, pues ellos serán Vampiros.
Mas los humanos de la luz, que buscan su propia muerte, borrarán su memoria; pues no hay libro de luz como lo hay de la oscuridad.
Bienaventurados los soberbios, pues ellos serán los herederos de las tinieblas.
Mas los humanos de la luz, al ejercer soberbia, se precipitan en su vacío abismo de luz.
Aun cuando el viento cambie su curso, y los pilares de la tierra se estremezcan, manténganse firmes en su oscuridad.
Pues así lo hicieron las Criaturas de la Noche que antes de ustedes recibieron el conocimiento oscuro y se hicieron Vampiros.
Bienaventuradas sean las criaturas de la noche que practican la lujuria, como malditos sean los humanos que practican el amor".
Y Dissaor siguió enseñando a las Criaturas de la Noche. Mas esto será revelado a su tiempo.
Dissaor guardo silencio ante las Criaturas de las Tinieblas y descendíó de la montaña de la más lejana media noche.
Entonces subió Lamec, que hablo así a los No-Muertos.
"He aquí las Criaturas de las Tinieblas aguardan los eventos de los No-Muertos.
Que también son hijos de lo que no tiene forma, desde lo profundo, cuando aún no existía el tiempo.
Y que ahora habitan en el lado oscuro del tiempo, para que a veces podamos sentirlos en los siete vértices, en los fríos y tranquilos espacios entre las estrellas, o en la tierra y sus dimensiones.
Pues a quienes yo hablo es a los No-Muertos que no son Vampiros; que fueron No-Muertos desde un No -principio.
Reciban entre ustedes a los Vampiros, que son No-Muertos.
Y los Vampiros que dejaron de serlo para recibir el solemne conocimiento oscuro de ustedes, y que ahora son No-Muertos como ustedes, sin depender mas de un cuerpo y de la sangre.
Pues el Vampiro No-Muerto que traspasa el séptimo umbral y se convierte en No-Muerto deja atrás su oscuridad.
Y se llena de tinieblas.
Bienaventurados sean, No-Muertos, que han vencido a los Centinelas.
Y que dejando atrás, solo por un momento, la gloria de las tinieblas, dicen su palabra a los Vampiros que adquirieron sabiduría.
Haciéndolo no por amor, sino por orden.
Ustedes son quienes habitan mas cerca de las Criaturas de las Tinieblas; y que, trás la última revelación, algunos de ustedes serán Criaturas de las Tinieblas.
He aquí el milagro oscuro; vean como una Criatura de la Noche puede llegar a ser una Criatura de las Tinieblas.
Mas para esto es necesario adquirir los conocimientos de todos los umbrales y todas las puertas.
Sabiendo que, en la noche en que hablo, ni Dissaor, ni Aradia, ni yo, hemos recorrido aún todas las puertas; y nosotros somos quienes habitamos más cerca de ustedes.
Por esto, No-Muertos los saludamos dando la espalda a la luz y abrazando a las tinieblas.
Ustedes que conocen la verdadera razón de que el caos continúe en el universo.
Ustedes que comprenden la naturaleza de las tinieblas.
Ustedes que saben cuando vendrá la era de la oscuridad que aplastará a la luz.
Ustedes que conocen al Creador mejor que el mismo, quien no recuerda que alguna vez el también fue hijo de las Tinieblas.
Ustedes que comprenden por que el Creador adquirió tanto poder al provocar el caos y romper la oscuridad con la luz.
Ustedes que saben todas las cosas de la luz y la oscuridad.
Y que los nombres de ustedes no sean revelados aún, pues aguardan muchas de sus obras.
A diferencia de los que llegan a ustedes para adquirir sabiduría en la Tierra y en Aradia.
No-Muertos, las Criaturas de las Tinieblas conocen sus obras y sus nombres; mas callan sus nombres.
Y conversan con ustedes acerca de las cosas trascendentales.
Las Criaturas de la Noche y los Vampiros no pueden comprender quienes son ustedes; pues si lo hicieran, enloquecerían.
Mas yo hablo ante ustedes para reconocerlos en medio de la raza oscura.
Pues nunca más estarán junto a los Vampiros y las Criaturas de la Noche como lo están hoy, sino hasta la restauración del orden oscuro.
Y he aquí, yo proclamo el Décimo Segundo misterio como ustedes me lo han ordenado, para que el verdadero sabio tenga la primera noción de la existencia de los No-Muertos".