martes, 19 de abril de 2011

Necromancia vampírica

Los hechizos de vampirismo dentro de la tradición necromante se enfocan en la naturaleza del intercambio de vida. El necromante vampírico intenta entender los mecanismos del alma que le permiten consumir el poder de esta mediante técnicas sanguijuela. Esto conecta con el término de “vampiro psíquico” lo que implica la habilidad de alimentarse consciente o inconscientemente de otros. El termino “vampiro” simboliza una relación parasitaria entre el mago y su victima. Lo que se intercambia entre estos es fuerza vital ya que lo que se absorbe no es sangre sino el alma como tal. El vampirismo necromantico no tiene nada que ver con la sangre ni con rituales en donde se bebe sangre. Estas personas se creen diferentes de alguna forma, son supuestamente demonios en cuerpos humanos y deben actuar como tales. Se utilizam el término vampiro solo como referencia ideológica.
La Necromancia Vampírica se preocupa en como afectar la matriz del alma que coincide con el cuerpo material.
La naturaleza de esta conexión permite absorber energía del alma como tal.
En las antiguas tradiciones nativas se hablaba del Wendigo, un demonio espíritu que poseía a un guerrero y comía de la carne de los caídos en batalla. Al consumir la carne ganaba el poder del fallecido y aumentaba su propio poder de Wendigo. Las leyes del levítico y los mitos eslavitos apoyan la idea de que la vida se puede transferir de un lado a otro. No es necesario comer la carne para lograrlo, solo se busca la transferencia de la energía, algo así como un imán fuerte tocando a un imán más débil. El débil se alineara con el fuerte y viceversa, generando así un equilibrio entre ambos. De la misma forma, se crea una sinergia entre dos almas y así el fuerte absorbe del débil pero este último recibe algo de energía del fuerte.
La práctica es sencilla, se establece un enlace verificable entre el mago y su objetivo. La idea es correlacionar las dos almas y para esto el mago entra en un trance necromantico despierto y así absorbe la energía del alma y no la del cuerpo.
Normalmente se produce cansancio físico por parte de la victima y esto es lo que se debe evitar a toda costa ya que el NV (necromante vampírico) no absorbe ni debe tocar nada de lo físico. El alma actúa solo como un espejo del cuerpo físico y es este reflejo lo que se absorbe. Pero el alma es fuerte y es necesario debilitarla antes de absorber de ella. Algo así como romper un huevo para poder consumirlo. Esto se logra mediante psicología básica, haciendo que la propia personalidad de la victima se cuestione, es allí cuando el NV puede atacar mediante la separación a voluntad de su alma y hace que esta entre temporalmente en sincronización con la de la victima. Algo que es muy importante a tener en cuenta es que si el alma esta atormentada o esta muy contaminada entonces el NV absorberá tales cosas y todo el proceso será negativo. Se debe tener la intuición para saber si tal alma esta limpia o no lo esta. Un método común para saberlo es asegurarse de que el cuerpo físico sea saludable pero la más efectiva consiste en revisar el brillo del alma en los mundos astrales. Cuanto mas oscura sea mas contaminada está.
Otra habilidad no muy común es la de empatía vampírica, en la cual el alma del NV y la de su victima se unen y entonces el primero puede manipular los pensamientos y acciones del segundo. No es necesario utilizar técnicas astrales completas para esto, muchos NV solo utilizan visión remota o visión astral para inducir estos efectos.
Hay que recordar que en este método la victima posee su alma completa pero el NV solo un pedazo que es el que viaja, por esta razón es probable que si el alma de la victima es muy fuerte el NV se convierta en el manipulado y no en el manipulador. Esta técnica se conoce como “alargar la sombra” para controlar a otros a distancia. Está también la variante de estas técnicas, la cual se logra mediante la unión sexual. Las técnicas son las mismas y el NV utiliza el estado de excitación de la pareja como punto de vulnerabilidad para entrar a su alma.
Resumiendo, la necromancia vampírica es la habilidad de unir, interactuar e intercambiar entre dos almas.
La necromancia vampírica tiene sus peligros. El mas común es el de absorber energía de un alma contaminada. La empatía puede generar confusión mental a largo plazo. Es por esto que esta rama de la necromancia es la menos usada debido a las complicaciones potenciales y el gran riesgo que se corre.
La necormancia vampírica es una faceta elusiva de la manipulación del alma.