domingo, 28 de febrero de 2016

Número nueve en la mitología nórdica

Artefactos, personajes, hechos y deidades relacionados con el número nueve:
Nueve días y noches Odín se sacrificó a sí mismo, colgándose hacia abajo en una horca de Yggdrasil. A cambio recibiría sabiduría del pozo de Urd, 18 (dos veces nueve) hechizos o runas.
Nueve son los mundos en la cosmología nórdica, sustentados por las ramas de Yggdrasil: Helheim, Svartálfaheim, Niflheim, Jötunheim, Midgard, Vanaheim, Alfheim, Asgard y Muspelheim.
Nueve son los reinos celestiales mencionados en Skáldskaparmál de Snorri: Vindblain (también Heidthornir o Hregg-Mimir), Andlang, Viöbláinn, Vidfedmir, Hrjod, Hlyrnir, Gimir, Vet-Mimir y Skatyrnir que "permanece a lo más alto por encima de las nubes, más allá de todos los mundos."
Cada nueve años, los suecos se reunían en el templo de Uppsala y durante nueve días festejaban y sacrificaban seres humanos y bestias.
Nueve días se vio obligado Freyr a esperar consumar su unión con Gerd en Skírnismál.
Nueve hechizos comparte Gróa con su hijo Svipdag en Svipdagsmál.
Nueve doncellas acompañan a Manglod en su cautiverio en Svipdagsmál.
El pecho de Laegjarn está atado con nueve cierres, según Fjölsvinnsmál.
Nueve pasos retrocede Thor antes de caer moribundo y envenenado, al matar a Jörmungandr que le escupió durante el Ragnarök.
Nueve tipos diferente de madera se usan para encender la llama de blót, según el poema  trollkyrka.
Nueve son los anillos que son liberados cada nueve noches, uno de ellos Draupnir.
Nueve días permanence Odín (disfrazado de Grímnir), en el poema Grímnismál, prisionero del rey Geirröd. Al noveno día mata al monarca tras revelar su identidad.
Nueve son las hijas de Aegir y Ran, «las doncellas de las olas».
Nueve son las madres de Heimdal.
Nueve días cabalgó el dios Hermod sobre Sleipnir en su propósito de liberar a Balder del inframundo.
Nueve esclavos tenía el jotun Baugi que se mataron entre sí en su deseo de conseguir una piedra de afilar mágica del dios Odín.
El dios Njord y su esposa Skadi decidieron resolver su disputa sobre dónde vivir, pasando nueve noches en Thrymheim y nueve noches en Nóatún.
Nueve cabezas tenía el jotun privaldi.
Nueve leguas de altura y tres de ancho media el gigante de arcilla Mökkurkálfi.
Nueve puntas tiene el  valknut, de tres triángulos sobrepuestos.
Nueve deidades sobreviven el Ragnarök: Balder y Hödr, Magni y Modi, Vidar y Vali, Hoenir, la hija de Sól y una novena sin nombre «poderoso; aquel que gobierna sobre todo».
Nueve hijos tuvo el héroe Viking y otros nueve el rey Njorfe de Oppland.
Nueve hijos tuvo el rey Dag.