lunes, 9 de enero de 2012

Literatura gótica

La primera novela gótica fue el castillo de Otranto (1765) de Horace Walpole, dando comienzo a la novela de terror, y la última fue Melmoth el errabundo (1815) de Charles Maturin. Aunque el género gótico continuó durante el siglo XIX y buena parte de los primeros años del XX.
Dentro del género de novela gótica, cabe destacar el subgénero de narrativa popular del folckore y cuentos tradicionales que se desarrollan desde final del siglo XVIII hasta la actualidad y posee características asociadas al romanticismo.
La ambientación del género gótico pasan por el romanticismo, la relación entre el amor y la muerte, paisajes sombríos, bosques tenebrosos, ruinas medievales, castillos, criptas y pasadizos con sus correspondientes fantasmas, ruidos nocturnos, cadenas, esqueletos, demonios, personajes fascinantes, extraños y extranjeros, peligro, jóvenes muchachas en apuros, monjas ensangrentadas, vampiros, licántropos, aullidos, brujas, cementerios, páramos, villanos, tormentas, tempestades, elementos sobrenaturales.
El adjetivo gótico deriva de godo, aunque en el contexto de este subgénero literario remite a que gran parte de estas historias trascurren en castillos y monasterios medievales. En sentido estricto, el terror gótico fue una moda literaria, fundamentalmente anglosajona, que se extendió desde finales del siglo XVIII hasta finales del siglo XIX.
El romanticismo exploró esta literatura inspiradora de sentimientos morbosos y angustiantes, que alcanzó su máximo esplendor en el siglo XIX.
Incluso Julio Verne llegó a publicar una novela gótica, el castillo de los Cárpatos, fue escrita cinco años antes que drácula con la que posee ciertos elementos comunes.
En los relatos góticos se observa un erotismo y amor por lo decadente y ruinoso, la depresión, la angustia, la soledad, el amor enfermizo, todo ello vinculado con lo oculto y sobrenatural.
Anne Rice, cuyas obras mezclan lo cotidiano con historias de vampiros y de erotismo oscuro, ha tratado de revitalizar, temáticamente, el terror gótico. H. P. Lovecraft, por su parte, lograría sintetizar en las primeras décadas del siglo XX la tradición que partía de lo gótico con la ciencia ficción contemporánea. Actualmente lo gótico aparece en algunos autores como Angela Carter, P. McGrath, A. S. Byatt,
Las características mas destacables de la Novela Gótica son:
La intriga se desarrolla en un viejo castillo o un monasterio.
Atmósfera de misterio y suspense.
Profecía ancestral (una maldición pesa sobre la propiedad o sobre sus habitantes, presentes o remotos)
Eventos sobrenaturales o de difícil explicación
Emociones desbocadas (los personajes están sujetos a pasiones desenfrenadas, accesos de pánico, agitaciones del ánimo tales como depresión profunda, angustia, paranoia, celos y amor enfermizo)
Erotismo larvado (bajo la atmósfera de misterio laten conflictos amorosos mal resueltos y oscuros impulsos sentimentales. El paradigma de la doncella en apuros es muy frecuente; los personajes femeninos enfrentan situaciones que producen desmayos, gritos, llanto y ataques de nervios. Se apela al sentido de compasión del lector presentando una heroína oprimida por angustiosos terrores que, normalmente, se convierte en el foco de la trama. Otro paradigma insoslayable es el de la figura masculina tiránica; suele tratarse de un padre, rey, marido o guardián que requiere de la doncella una acción indigna o inadmisible, sea el casamiento forzado, el sacrificio de su castidad o alguna acción todavía más siniestra)
Falacia patética (las emociones de los protagonistas intervienen en la apariencia de las cosas, o bien el clima que rodea una escena define el estado de ánimo de los personajes)
El gótico moderno nace en la primera mitad del siglo XIX con autores como Edgar Allan Poe o Joseph Sheridan, que aportan al género una nueva característica, el terror psicológico.
El hombre lobo fue introducido en el género por Guy Endore con su novela El hombre lobo en Paris (1933) aunque hay antecedentes en capitán de lobos de Alejandro Dumas (padre).
La última hornada de autores de terror cuenta entre otros con Stephen King, Ramsey Campbell, Clive Barker, Anne Rice
Autores y títulos de literatura gótica recomendados:
Horace Walpole - El castillo de Otranto (1765)
Charles Maturin - Melmoth el errabundo (1815)
William Beckford - Vathek (1786)
Ann Radcliffe - Los misterios de Udolfo (1794), El italiano (1796), El confesionario de los penitentes negros(1797)
William Godwin - Las aventuras de Caleb Williams (1794), St León
Matthew Grerory Lewis - El monje (1796)
Jan Potocki - Manuscrito encontrado en Zaragoza (1805)
José de Urcullu – traductor de Cuentos de duendes y aparecidos (1825)
Agustín Pérez Zaragoza – traductor de Galería fúnebre de espectros, aparecidos y sombras ensangrentadas (1831)
Antorio Ros de Olano
Gustavo Adolfo Bécquer - Rimas y leyendas
José Zorrilla - Leyendas en verso
Miguel de los Santos Álvarez
Pedro Antonio de Alarcón
Julio Verne - El castillo de los Cárpatos (1892)
Bram Stoker – Drácula (1897)
Mary Shelley – Frankestein (1818)
Edgar Allan Poe - El corazón delator, la caída de la casa Usher y otros relatos
Guy de Maupassant - El horla
Oscar Wilde - El fantasma de Canterville (1887), el retrato de Dorian Gray (1891)
Robert Louis Stevenson
Henry James – Otra vuelta de tuerca (1897)
Arthur Machen
Howard Phillips Lovecraft – La bestia en la cueva (1905)
Ambrose Bierce
Algermon Blackwood
William Hope Hodgson
Sophia Lee – The reccess (1785)
Charles Brocken – Wieland o la transformación
E.T.A. Hoffmann – Los elixires del diablo (1816), el mayorazgo (1817), vampirismo (1821)
John William Polidori – El vampiro (1819)
Charles Nodier – Infernaliana (1822)
Victor Hugo – Nuestra Señora de París (1831)
Emily Bronte – Cumbres borrascosas (1847)
Nathaniel Hawthorne – La casa de los siete tejados (1851), el fauno de mármol (1860)
Gastón Leroux – El fantasma de la ópera (1910)
Emilio Carrere – La torre de los siete jorobados (1920)